La operación que concluyó con la detención de Sandro Rosell, guarda relación con los años en los que estableció acuerdos empresariales con la Confederación Brasileña antes de llegar a la presidencia del Barça. A través de su compañía -Ailanto Marketing- explotó durante años los derechos deportivos de la ‘seleçao’, a través de cuyos partidos amistosos Rosell habría cobrado comisiones que la Audiencia considera irregulares, por un valor estimado a los 15 millones de euros.

La investigación arrancó hace un año después de que el FBI de Estados Unidos emitiera un informe de colaboración con España tras detectar movimientos bancarios sospechosos en torno a altos directivos del mundo del fútbol, entre ellos el de Rosell.

Se prevé que el operativo se salde con al menos cinco detenidos, entre ellos, el propio Rosell y su esposa, Marta Pineda, implicada también en la causa, según han confirmado a El Confidencial fuentes próximas a la investigación. Los otros tres detenidos habrían actuado como testaferros del matrimonio.

Para saber

La Operación Rimet, está dirigido por la Fiscalía de la Audiencia Nacional y el Juzgado Central de Instrucción número 3, y es resultado de un año de pesquisas de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional, en colaboración con la Oficina Federal de Investigaciones (FBI) de Estados Unidos.

De hecho, el caso tiene su origen en una comisión rogatoria enviada a Madrid por la Fiscalía de Nueva York que destapó en 2015 una macrotrama de comisiones ilegales y sobornos en el seno de la FIFA, el organismo que dirige el fútbol mundial.

 

Compártelo en redes sociales