Red Uno Bolivia.- El vicepresidente Álvaro García Linera adujo que hay una delimitación nacional desde hace cien años que ahora es cuestionada por la rebatida por la existencia de gas. “La delimitación no se negocia”, dijo en entrevista en el programa Que No Me Pierda, la noche del lunes.

Si ese límite que ya está fijado toca o no toca el campo gasífero (…) le digo con toda seguridad, nunca nosotros vamos a negociar políticamente el límite de un departamento, nunca, sería entrar en un caos terrible de incalculables consecuencias si aceptamos una presión política para modificar un límite“, alegó el vicepresidente del Estado.

No nos vamos a inclinar ni a Chuquisaca, ni a Santa Cruz, nos vamos a inclinar a lo que diga la ley esa de 100 años (…) y si esa ley favorece al hermano más rico, ni modo, ya veremos qué hacemos después, para apoyar al hermano más pobre“, aseveró García Linera.

“Algunos quieren que por presión política, el límite (entre Santa Cruz y Chuquisaca) se recorra un poquito para allá, eso no lo aceptamos”, advirtió de manera contundente la autoridad

Los chuquisaqueños reclaman que el campo Incahuasi es un reservorio compartido, algo que los cruceños rechazan amparados en un primer estudio técnico encargado por YPFB, que establece que está en un 100% en suelo oriental. Un segundo estudio, determinado mediante sentencia del TCP, será dado a conocer el 11 de mayo.

Dichas declaraciones surgen luego de una reunión entre representantes del gobierno nacional y representantes del departamento de Chuquisaca, quienes presentaron como antecedente las leyes de 1898 y 1912 tratando de demostrar la vigencia de las normas de delimitación.

También le puede interesar: Gasificación y detenidos en Macharetí por Incahuasi

Compártelo en redes sociales