POLICIAL

Red Uno Bolivia.- El terror de Yapacaní, Johny Beltrán Soto fue hallado por el grupo DACI, gracias a un operativo especial de inteligencia realizado la noche del miércoles. Así lo informó el director de la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen de Santa Cruz, Alfonso Siles.

El peligroso antisocial se encontraba prófugo de la justicia desde el 5 de marzo, cuando aprovechó el motín en Palmasola para dispersarse entre el bullicio provocado por los fugitivos junto a otro delincuente, Gabriel Torrico, detenido por portación de armas.

El sujeto está condenado a 30 años de cárcel por los delitos de asesinato, violación y robo agravado. Se le adjudican más de 50 violaciones contra menores de edad. Fue capturado en una comunidad distante a 70 kilómetros del municipio de Yapacaní.

También le puede interesar: Fugitivo de Palmasola era el “terror” de Yapacani por las violaciones a menores

Compártelo en redes sociales