El grupo terrorista Estado Islámico Isis, se adjudicó el atentado ocurrido en el Arena Manchester, al final de un concierto de la cantante Ariana Grande.

Según un comunicado por la agrupación, difundido por Telegram,  el ataque fue perpetrado por un “soldado del califato”, pero no confirmó si se trató de un suicida.

La policía Manchester, por su parte, había asegurado que el atentado fue perpetrado por un atacante suicida. Además, se  informó que se arrestó a un hombre de 23 años por su posible vinculación con el incidente.

De acuerdo con la última cifra entregada por las autoridades, la explosión dejó 22 muertos y al menos 59 heridos.

Una niña de 8 años Saffie Rose Roussos está entre los 22 muertos, informaron este martes las autoridades del vecino condado de Lancashire.

Roussos es la segunda víctima identificada después de Georgina Callander, de 18 años, una estudiante también de Lancashire.

El autor del atentado suicida buscó provocar la mayor matanza posible, afirmó el martes la primera ministra británica, Theresa May.

Video del momento de la explosión

Compártelo en redes sociales