POLICIAL

Red Uno Bolivia.-  Al terminar la tarde de este día jueves fue encontrada sin vida, la dentista Carmen Colque (33) quien yacía en el piso ensangrentada por varios cortes que recibió en el cuerpo, con los mismos instrumentos que utilizaba para trabajar como odontóloga. Fue su madre quien encontró la horrenda escena del crimen en su mismo consultorio dental, ubicado en la parte baja de su casa, en la zona populosa del Mechero del Plan 3.000. La mujer habría sido victimada con 22 puñaladas.

 

“Mi hija estaba en el piso. No sabemos qué ha pasado, yo soy su padre, la casa es mía. Posiblemente, es un asalto, se han llevado su cartera y carné. Está bañado en sangre, su cara, especialmente la nariz”, fue lo que dijo a Red Uno de Bolivia, Dionisio Colque, padre de la odontóloga asesinada.

El ministerio público del Plan 3.000 y personal de homicidios de la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen (FELCC) hicieron el levantamiento del cadáver de la dentista, que tenía múltiples cortes en el cuerpo. “Aparentemente se trata de un crimen violento por lo cual estamos llevando el cuerpo a la morgue para la autopsia de ley. Se manejan varias hipótesis”, dijo Carlos Candia, fiscal del Plan 3.000.

Carmen Colque era la segunda de cinco hermanos, era soltera y no tenía hijos, su familia pide que la policía encuentre al asesino de su hija “Pedimos que la policía atrape al asesino y lo encierre. Mi hija era trabajadora y le falta su teléfono celular”, dijo a Red Uno de Bolivia, Dionisio Colque, padre de la dentista asesinada.

Asesino fue visto huir tras el crimen

La muerte violenta, la cual fue víctima la dentista Carmen Colque (33) en su mismo consultorio dental la tarde de este miércoles, fue ejecutado por un sujeto de contextura robusta, de mediana estatura y se cubría el rostro con una gorra, según testigo clave que lo vio huir tras el crimen.

“Yo vi entrar a un señor gordo de polera azul. La doctora salió cuando él tocó el timbre, y la doctora le dijo que pase. Entró al consultorio a eso de las 6 de la tarde. Solo y después de 35 minutos salió solo, cubriéndose la cara con una gorra y se fue. Vestía polera azul y jeans. Además es gordito”, dijo al testigo clave a Red Uno de Bolivia.

También te puede interesar: Matan con 13 puñaladas a un abogado, padre de una modelo

Compártelo en redes sociales