Recordemos que el brasileño fue uno de los que más apoyó a Messi en sus inicios del Barcelona, donde compartieron mucho tiempo y jugaron juntos, razón por la que el argentino ni bien vio en la cancha a su amigo, no dudó en acercarse para abrazarlo y expresarle algunas palabras. Posteriormente se incorporó a la conversación Neymar, quien también se mostró muy emotivo por la visita de Ronaldinho.

La conversación duró pocos minutos, pero fue suficiente para que el crack brasileño exprese sus deseos: “Siempre es bueno encontrar grandes amigos, grandes jugadores. Los veo muy bien, muy motivados, va a ser un gran partido, espero que pueda traer suerte y que todo pase bien”, declaró.

Compártelo en redes sociales