COCINEROS BOLIVIANOS.

Red Uno Bolivia.-Sebastián Daza o “sebacho” como es llamado por sus amigos, empezó su gusto por la cocina  cuando viajó a Argentina a estudiar cine. El estar solo lo llevó a sentir la necesidad de aprender a cocinar, en primera instancia para el mismo y con el tiempo fue agarrando gusto por esta actividad y decidió estudiar gastronomía.

“Vivía solo y no sabía cocinar, se me quemaba el arroz, así que un amigo cocinero que tenía me enseñó”, señaló.

Te puede interesar: “Cocineros Bolivianos” se estrena el 26 de marzo por Red Uno

Su especialidad dentro de “Cocineros Bolivianos”, será todo lo referente a la comida rápida, como hamburguesas, sándwiches y todo lo sencillo pero la vez cargado y con su estilo y sazón propio. Indicó el chef.

Pero Sebastián no solo se enfoca al arte culinario, ya que además tiene otros tipos de habilidades artísticas, como el diseño de moda, hacer tatuajes y además es actor de teatro.

“Es otras de las cosas que me apasionan hacer, además de la cocina, desde pelau estuve en teatro con Chaplin Show y ahora tengo un estudio de tatuajes, también diseño ropa, siempre estuve dedicado al arte, es mi forma de expresión”, confesó “sebacho”.

El multifacético chef se considera afanado con sus pasiones del arte y aprovecha cada momento de su vida en realizarlas, de ser posible todas al mismo tiempo, vive por ellas, cuenta.

“ Momento que tengo libre de una actividad corro a hacer la otra, es como que, me gusta hacer de todo a la vez y si estoy haciendo algo por ejemplo, actuando, tomo la otra actividad como un respiro o relax,  para continuar con lo que hacía antes, todas son pasiones pero necesitas como un reset (reajustar)  para seguir”, afirmó.

Confesó que será su primera vez en televisión y está dispuesto a dar “el todo” por Cocineros Bolivianos, ya que le gusta trabajar a full y lo hará con un equipo de personas con quien ha mantenido una excelente relación de amistad.

“Él publicó atentos a Cocineros Bolivianos que de mi parte voy hacer explotar el set con mucha energía y buena onda”, finalizó lleno de emoción Sebastián.

Compártelo en redes sociales