Con solo 21 años y convencido que la perseverancia lleva al éxito, Alejandro Rioja, boliviano y natural de Santa Cruz relató cómo es que a esta edad ya vende a 80 países cargadores portátiles para celulares, en principio empezó a vender en las playas de Santa Mónica en los Ángeles, con su socio los fines de semana, hoy está a punto de graduarse de la carrera ciencias de la computación y tiene grandes sueños.

Alejandro Rioja no se detiene y su próximo objetivo es que su empresa Flex Venture, pueda crecer como otras que tienen tienen filiales con diferentes industrias, esta situación lo tiene más emocionado que los logros alcanzados hasta hoy en día.

El producto que lo hizo famoso por su venta también se encuentran en el país, él quiere ser un ejemplo para todas aquellas personas que tienen sus desafíos y piensan que no pueden lograrlo.

Compártelo en redes sociales