Abrazados y con lágrimas en el rostro así se los vio a la esposa y los dos hijos de Jhonny Pizarro, quien fue ajusticiado por una muchedumbre en el municipio de San Julián, la tarde de este lunes. Los hijos manifestaron que su padre era agricultor y que jamás se dedicaría al robo de motos:“Él dijo ser inocente pero la gente comenzó a sacarlos y golpearlo, yo me escondí”, dijo uno de sus hijos.

Por su parte, la esposa del linchado, manifestó que a pesar de las amenazas de la población llevará el cuerpo de su esposo a enterrar a San Julián. Sin embargo, lo están velando en una funeraria al frente de la morgue de la Pampa de la Isla, ya que están esperando que la policía los apoye con resguardo policial.

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales