Juan Carlos Mendoza es el padre biológico de la menor, que decidió contar lo sucedido con su hija para tratar de concienciar a la población para que no ocurran más crímenes  de este tipo.  El hecho, ocurrió el pasado sábado cuando la madre salió de casa y dejo a la pequeña con quien ahora es su concubino  y su abuelastro. Fueron ellos quienes cometieron el crimen.

Los padres biológicos, hasta hace seis meses vivían en la ciudad de Sucre, pero por diferencias familiares la madre abandono a Juan Carlos Mendoza llevándose a la niña sin su consentimiento. Ya en Cochabamba, la madre habría encontrado pareja, se trata de Brandon Terán Callejas (22), quien vivía junto a su padre, Eulogio Terán Estrada (56) sin imaginar que estos serían los asesinos de su hija. Ambos se encuentran detenidos; el padrastro en la cárcel del Abra y el abuelastro en la cárcel de San Sebastián.

Tanto el padre biológico como la Defensoría de la niñez y Adolescencia de Cochabamba, presentaron la denuncia por los delitos de violación e infanticidio. Crímenes  de los que se declararon confesos en audiencia. Sin embargo, la madre de la víctima, desapareció y no se hizo presente en el velorio de su hija ni tampoco al entierro. Ahora la policía la busca con un mandamiento de aprehensión ya que aparentemente tenía conocimiento de lo que ocurría con su hija desde hace varias semanas y no lo denuncio.

Este macabro hecho, conmovió a todo el país y lanza nuevamente la interrogante si las autoridades de justicia están actuando correctamente para tratar de evitar que sucedan este tipo de crímenes, que pese a las actuales penas en la ley, no disminuyen.

 

Compártelo en redes sociales