El extracto de fresas inhibe la proliferación de cáncer de mama, así lo demuestran una reciente publicación en la revista Scientific Reports.

Cómo hacer el examen de cáncer de mama

Entre lo más destacado del estudio es que las fresas disminuyen la aparición de varios genes implicados en el proceso de invasión, y que además estimula la expresión del gen Htatip2, este es un supresor de metástasis al ganglio linfático en pacientes con cáncer de mama.

A pesar de los buenos resultados del experimento realizado con ratones de laboratorio, estos tienen que complementarse con  investigaciones clínicas y en humanos.

Por otro lado, estudios precedentes demuestran que el consumo de 500 gramos de fresa ofrece beneficios antioxidantes, antiinflamatorios, además de reducir el colesterol e la sangre.

Compártelo en redes sociales