DEPORTES

Red Uno de Bolivia.- Un gol bastó para sellar el pase. Fue uno de esos partidos como se espera en esta fase y ante esta magnitud de evento deportivo. Francia jugará la gran final del Mundial Rusia 2018 tras imponerse a Bélgica en un partidazo al que solo le faltaron más goles.

A los galos les bastó el tanto de Samuel Umtiti a la salida de un córner para sacarse el billete a Moscú (domingo 11:00 hb), que se transmitirá por La Red Uno de Bolivia, y acabar con el sueño mundialista de los belgas, probablemente los que mejor han jugado en Rusia, pero para los que las semifinales siguen siendo un muro.

La propuesta del español Roberto Martínez y el talento de Hazard y De Bruyne no fueron suficiente ante el oficio del equipo francés, una pesadilla para sus vecinos. Sigue sin ganar en un Mundial Bélgica a Francia (tres de tres), abonada a pelear por las grandes competiciones en los últimos 20 años. Casi nunca parte en el grupo de las grandes favoritas, pero desde 1998 se han colado en cinco finales, tres de Mundial (98, 2006 y 2018) y dos de Eurocopa (2000 y 2016).

Te puede interesar: Con doblete de Mbappé, Francia vence (4-3) y elimina a la Argentina de Messi

El domingo, esta generación que lidera el francés Hugo Lloris con el brazalete de capitán pero que tiene a un genial Kilyan Mbappé como principal exponente, intentará emular a los héroes del 98 y bordar su segunda estrella en la camiseta

Sobre el cotejo, los “Diablos Rojos” se lanzaron en forma desbocada en busca del empate. Les Bleus, se organizaron mejor atrás y apostaron a alguna transición rápida que les permitiera ampliar el marcador. Pero quizás por la desesperación o tal vez por el cansancio que derivó de un encuentro disputado a un ritmo muy dinámico, las aproximaciones belgas fueron generando cada vez menos peligro.

En la primera final de su historia, Francia se coronó como anfitriona en 1998, merced a una goleada por 3-0 sobre Brasil, en aquella noche en que Ronaldo perdió misteriosamente sus superpoderes. En Alemania 2006, sucumbió por penales ante Italia, tras el infame cabezazo que recibió Marco Materazzi y que significó la expulsión de Zinedine Zidane y su despedida de los mundiales.

 

Compártelo en redes sociales