POLICIAL

Red Uno Bolivia.- A casi tres meses que Filemón Peñaranda Aldana fuera atacado por sicarios y herido de gravedad con tres disparos de arma de fuego en la cara, la policía de San Julián esclareció el caso y aprehendió a Róger Rodríguez Torrejón, uno de los que disparó Filemón, y a Glóver Peñaranda, hijo de baleado y autor intelectual, según la policía, pues contrató a matones para ejecutar a su propio padre. Según el comandante de la policía de Santa Cruz, Rubén Suárez, el móvil del hecho de sangre fue la herencia con la que pretendía quedarse el hijo.

Por ese motivo, el hijo contrató los servicios de los dos matones por la suma de $us 15 mil, aunque después dijo que solo fueron $us 5 mil, dato que según la policía sería incorrecto, pues Glóver llegó a pagar Bs. 1.000.

El pasado fin de semana se llevó la audiencia cautelar en contra de los dos sujetos, los que fueron enviados con detención preventiva a la cárcel de Palmasola. Aún se busca al otro sicario que está prófugo, pero aún con la ausencia de este se pudo dar por esclarecido el hecho de sangre.

También te puede interesar: Padre de familia quiso agredir con tijeras a una directora

 

Compártelo en redes sociales