Súper Deportivo.- Tuvo que pasar una semana para que Alejandro Chumacero hiciera espacio en su ocupada agenda, mientras ésta de vacaciones por Bolivia, y fuera a visitar al primer plantel “Atigrado” en Achumani.

El habilidoso volante que cumple una tarea por más resaltable en Puebla de México, saludó efusivamente a sus ex compañeros y se fundió en un abrazo emotivo con quien compartió el cintillo de capitán, Pablo Escobar.

“Se te extraño hermano”, expresó Escobar a voz en cuello, mientras recibió con los brazos abiertos a Chumacero, quien con una gran sonrisa le dijo: “yo los extrañe más”.

“Chumita” evitó conversar con los medios de comunicación, pero permaneció en el recinto deportivo durante todo el entrenamiento. Esta vez, le tocó ser un espectador más al borde del campo.

Chumacero no descarta volver a entrenarse con la primera plantilla “gualdinegra”, durante el receso del fútbol mexicano. En su club le encargaron cumplir con un rol de trabajos que espera concretar en compañía de quienes él considera su “familia”.

Compártelo en redes sociales