COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Largas filas de padres de familia acompañados por sus hijos es lo que se puede observar en la terminal de buses Bimodal de la ciudad de Santa Cruz. Esto por las vacaciones de fin de año, esto sube la demanda de los permisos para que puedan viajar tranquilamente. Según ley 548, designa a la Defensoría del menor, niñez y adolescencia a otorgar estos permisos que deben ser tramitados por los padres de familia.

Los controles por parte de la Defensoría del menor y la policía con su unidad de trata y tráfico de personas, harán controles exhaustivos en las diferentes terminales de buses, salidas de trenes y aeropuertos.

Los requisitos son:

  • Fotocopia del carné de identidad de ambos padres o tutores del menor.
  • Certificado original y copia del niño
  • Presencia de uno de los padres o de manera escrita en el que se otorga el permiso para que viaje el menor.

También te puede interesar: Niños compran su ‘clefa’ fácilmente en ferreterías de la ciudad

Compártelo en redes sociales