POLÍTICA

Red Uno Bolivia. – Marco Mejía, presidente de la Asamblea Legislativa Departamental, señaló que, como institución, consideran como un ataque directo a la región; al fallo del Tribunal Constitucional que suspende el pago de regalías mientras se hace un nuevo estudio que confirme o descarte que el megacampo gasífero Incahuasi se encuentra en el departamento de Santa Cruz o si es compartido con Chuquisaca.

“Como ALD, rechazamos enfáticamente este ataque que hacen los miembros del TCP, esta vez directamente al departamento de Santa Cruz. La gobernación cruceña, dejaría de recibir 360 millones de bs por año. Esto significaría mucha menos construcción de hospitales de segundo nivel, equipamiento en hospitales de tercer nivel, carreteas, electrificación y agua potable que terminan siendo los servicios básicos en los cuales trabaja este gobierno departamental para la gente más necesitada”, detalló.

Añadió que el fallo del TCP, sería una represalia al rechazo demostrado por el departamento en los dos últimos procesos de votación en los cuales se impusieron consignas contrarias a las del gobierno.

“Es por el rechazo contundente que ha tenido en repetidas ocasiones. El 21 de febrero diciéndole no a las angurrias personales del presidente y el 3 de diciembre, diciéndole no a esta justicia totalmente corrompida y que nos muestra en los hechos y cada uno de sus fallos, el servilismo que tiene a este gobierno”, sostuvo.

También te puede interesar: Costas cree que gobierno busca enfrentar a regiones por Incahuasi

Compártelo en redes sociales