El motorizado estalló luego de lanzarse contra un autobús que transportaba a funcionarios del Ministerio de Minas de Afganistán, tenía como objetivo principal atacar la residencia del líder de la comunidad chiita hazara, Mohamed Moqaqeq.

Horas después los talibanes se atribuyeron el atentado a través de las redes sociales asegurando que el objetivo eran dos microbuses con interrogadores pertenecientes a los servicios de inteligencia afganos escribió: Zabihullah Muyahid, talibán.

La explosión sucedió al promediar las 7:00 am en el oeste de la capital afgana un área residencial de mayoría hazara con una minoría de religiosos musulmanes chií.

Compártelo en redes sociales