Al haberse cumplido una semana desde el inicio del paro de funcionarios de Aduana chilena quienes tienen demandas a su gobierno. El gobierno boliviano, aseguró que sus denuncias estarán amparadas en el cumplimiento de normas internacionales que garantizan la libre transitabilidad. En primera instancia, el Tratado de 1904 y también el tratado de 1990 suscrito con la Asociación Latinoamericana Integración (Aladi), pidiendo  que se convoque a los países miembros que conformaron este Tratado, ya que el mismo, garantiza la libre transitabilidad.

Según datos otorgados por los exportadores bolivianos el 75 % de la exportación sale por Chile; por día se afectan aproximadamente a 130 camiones con carga boliviana causando un daño económico diario de 8 millones de dólares. Por cada día  parado, se incrementan los costos operativos de cada camión en 200 dólares. Teniendo además que soportar las inclemencias del tiempo y la falta de alimentos ya que la gendarmería Chilena, habría prohibido la venta de productos alimenticios a los camioneros bolivianos.

El ministro Martínez, afirmó que: “Esta actitud hostil de Chile, se debería a que buscan rédito político al estar en una etapa preelectoral para renovar su gobierno, pero que hacen una mala lectura en el contexto internacional donde se los ve como un Estado violador de las normas de derecho internacional.” Actitud, que se sumaría en represalia por la demanda marítima interpuesta por Bolivia ante la Corte Internacional de Justicia de La Haya, que se encuentra en la etapa de presentación de réplica a la Contra Memoria Chilena.

Al finalizar, Rene Martínez indicó que también están siendo analizadas las peticiones de buscar salidas alternativas de la carga boliviana por puertos peruanos, pero que aún se tiene que mejoras las condiciones portuarias de manera paralela a las demandas que se presentaran.

Compártelo en redes sociales