COMUNIDAD

Red Uno Bolivia. – El Servicio Departamental de Salud (Sedes) de la Gobernación cruceña, llevó adelante la jornada del miércoles una fumigación en el penal de Palmasola, para eliminar los criaderos de mosquitos que generan enfermedades como la influenza, el dengue, Zica y Chikungunya. La minga se realizó ante la alerta sanitaria que se declaró por el número de fallecidos por la influenza.

El secretario de Salud de la Gobernación cruceña, Oscar Urenda, informó que el recinto penitenciario es un lugar de riesgo ya que existe una alta aglomeración de reclusos, sin embargo, de momento no se ha presentado ningún caso.

“Es una población de riesgo porque las condiciones de habitabilidad son diferentes que cualquier otra parte y por lo tanto un enfermo puede ser un factor importante de transmisión hacia los otros internos. Hay que erradicar al mosquito”, recalcó Urenda.

 

La tarea de prevención se inició con la destrucción de criaderos de mosquito que pueda portar el virus y se procedió con la fumigación de todos los ambientes de la cárcel, en coordinación con la brigada del Sedes y las autoridades del recinto penitenciario.

Te puede interesar: Se incrementan los casos de influenza en todo el país

Compártelo en redes sociales