El anuncio de Impuestos Nacionales sobre la emisión de factura por parte de los comercializadores de carne, tiene en emergencia al sector, ellos aducen que no reciben factura y que la emisión de la misma podría ser recargada a la población y esto podría incidir en los precios de los productos de la canasta familiar con el incremento del precio en el producto para el consumidor final.

El sector está preocupado y anuncian movilizaciones ya que se estarían realizando alguna fiscalización a comerciantes con retroactividad del año 2014, le controlan la cantidad de reses que han vendido durante el año y sobre ello supuestamente se les realizará el cobro de impuestos, lo cual es rechazado ya que no reciben facturas para sus descargos.

Compártelo en redes sociales