INTERNACIONALES

Red Uno Bolivia.- Un insólito caso de padres que torturaban a sus niños abusados se dio a conocer a raíz de una denuncia que recibió la Policía, por la desaparición de un niño de 12 años, que fue hallado en el jardín de la casa y cuando las autoridades ingresaron al interior de la vivienda, descubrieron las condiciones deplorables en las que tenían viviendo los padres a sus 11 hijos, prácticamente torturados e inundados en medio de heces fecales, tanto humano como animal.

No solo tengo 11 hijos y tengo 30 años, también los educo en casa, y la gente no está de acuerdo con este estilo de vida. Muchos cuestionan mi derecho a ser madre, y pienso que esta situación explotó“, intentó justificar la madre, Ina Rogers.

Te puede interesar: Violan y torturan con ácido a una niña de tres años en Colombia

Por su parte la Policía tiene la siguiente visión Basado en el testimonio de los niños, creemos que hubo tortura en esta casa. Los niños presentaron moretones, perforaciones, quemaduras y heridas, al parecer hechas, por perdigones de una pistola de balines, de acuerdo a las autoridades”.

Jonathan Allen de 29 años, padre de la mayoría de los niños, también fue detenido por tortura y abuso de menores. En la casa estaba inundada de excrementos, orina, basura, comida podrida y llena de escombros en el suelo. Los niños fueron trasladados a un albergue infantil y según la policía, se encuentran mejorando.

Las autoridades se encuentran asombradas por todo el hecho, ya que en muchas décadas no se veía un caso como este, donde los padres torturen a sus propios hijos. El padre permanecerá detenido hasta que pague la fianza fijada en USD 5 millones, sin embargo la madre ya fue liberada tras pagar una fianza de USD 10 mil.

 

Compártelo en redes sociales