POLÍTICA

Red Uno de Bolivia.- Catalino Morales, hermano del empresario Juan de Dios Morales Espinoza, quien es propietario y representante de la empresa MSPC SRL que se adjudicó la importación de las 91 mil mochilas chinas escolares para la Alcaldía de Cochabamba, afirmó que no tiene contacto con su hermano y que desconocía que firmó un contrato con el municipio de Cochabamba, hasta que vio la denuncia en los medios de comunicación.

Morales, también asesor Legal de la Comisión Segunda del Concejo Municipal, trabaja junto a la concejal del MAS, Rocío Molina, principal autoridad que denunció la presunta irregularidad en el sobreprecio y la adquisición de las “mochilas escolares”. 

“Él (Juan de Dios) debe aclarar las cosas, yo estoy de acuerdo en que todo se investigue. Yo me dedico exclusivamente a mi trabajo, pueden preguntar a cualquiera y no tengo tiempo para otras cosas”, enfatizó. 

El funcionario, expresó que el caso afectó principalmente en la salud de su madre y deslindó responsabilidad sobre él y su familia. Morales es el segundo hermano de los siete, abogado e ingeniero agrónomo, y funcionario de la Alcaldía desde la gestión 2015 donde ingresó junto a los Demócratas. 

Te puede interesar: Ratifican la detención domiciliaria para Leyes

Compártelo en redes sociales