A 7 días del paro de los trabajadores de la aduana en Chile, el problema se agudiza, donde son cada vez más afectados los transportistas bolivianos. Algunos de los chóferes sufren enfermedades como hipertensión y problemas respiratorios por el frió y la altura.

Marcelo Cruz, representante de la Asociación de Transporte Internacional, manifestó que se ha movilizado ayuda desde El Alto en el departamento de La Paz, llevando raciones de comida y agua para los chóferes, sin embargo, esto no es suficiente indicó.

Hemos pedido a través del Consulado de Bolivia en Arica – Chile, que haga la gestión para autorizar para que las ambulancias del Ministerio de Salud puedan ingresar a territorio Chileno y puedan atender a nuestros compatriotas”, aseveró Cruz, muy preocupado.

Son más de 1.500 camiones nacionales que están varados en territorio chileno, esperando que pronto ese país pueda solucionar este conflicto que solo afecta a Bolivia.

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales