La explosión provocó una potente onda expansiva dejando un cráter de 7 metros de profundidad y causando serios daños materiales en algunas embajadas como ser China, India, Francia, Alemania, Irán, Turquía y oficinas de los Ministerios de Defensa e Interior que se concentran en la zona diplomática de alta seguridad.
Tras la potente detonación en el lugar habían decenas de fallecidos, heridos y hasta vehículos destrozados. Casi de inmediato paramédicos y las fuerzas de seguridad se desplegaron en la zona para socorrer a las víctimas.

Se cree que el coche bomba contenía más de una tonelada y media de explosivos. “Aún no se conoce el objetivo del atentado” informo la autoridad del Ministerio de Interior Afgano.
El ataque violento ha vuelto a sacudir a Afganistán. En pleno mes del Ramadán, la época más sagrada del año para los musulmanes.

Fuente: ABC Internacional 

 

 

Compártelo en redes sociales