En el snak de la unidad educativa “Cástulo Chavez” el menú fue cambiado de frituras a jugos, frutas, leches, yogurt, gelatinas, etc. La iniciativa surgió de la dirección del colegio que llegó a un acuerdo entre los tres turnos para así luchar contra la obesidad, desnutrición y anemia.

El director de la unidad educativa aseguró que el bajo rendimiento de los alumnos se debe a la mala alimentación que genera dolores de estómago y cabeza que en algunos casos les provoca anemia por eso decidieron cambiar las meriendas en los tres turnos.

Por su lado los estudiantes dicen que es muy bueno porque así los incentivan al consumo de frutas y verduras.

Compártelo en redes sociales