COMUNIDAD

Red Uno Bolivia. –  Ante las denuncias que realizaron vecinos del barrio Belén, por el olor nauseabundo de las aguas servidas que fluyen en el canal Isuto en la ciudad, Red Uno Bolivia recorrió el trayecto de este caudal que desemboca en el río Piraí, donde se pudo observar una mortandad de peces.

Por otro lado, la gente que se dedica a lavar autos en la zona y para producir sus ingresos diarios indicó que no pueden usar estas aguas para realizar sus trabajos, por lo que deberán encontrar otra fuente de trabajo.

 

Quienes trabajan de forma precaria en esta zona lavando autos afirman tener algunas complicaciones con su salud por el mal olor que genera estas aguas servidas que llegan de diferentes partes de la ciudad y desembocan en este afluente, ahora ellos están buscando agua de otro lugar para poder seguir lavando autos.

Te puede interesar: Helada y contaminación ocasionó mortandad de peces en el río Parapetí

Compártelo en redes sociales