COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- La mañana de este miércoles se llevó a cabo una marcha que terminó en protesta en el Comando Departamental de la Policía, liderado por un grupo de propietarios de casas de empeño de la calle Charcas, quienes reprocharon a la verde olivo por el decomiso de electrodomésticos y celulares de sus tiendas durante un operativo.

Dos de los afectados, expresaron su molestia porque sufrieron el decomiso de sus objetos sorpresivamente sin una orden de allanamiento de la Fiscalía. Ellos aclararon que no reciben ni compran teléfonos celulares de dudosa procedencia, sin embargo, cuestionaron que fueron blancos de los efectivos policiales.

Mientras se realizaba la protesta en puertas del Comando, autoridades de la Policía junto a la Alcaldía y técnicos de la zona de La Ramada sostenían una reunión en el edificio para llegar a un acuerdo sobre el trabajo de los ‘flasheros’. 

Te puede interesar: Técnicos de teléfonos celulares piden reunión con autoridades policiales y municipales

 

En el operativo que se llevó a cabo la tardes del martes en la calle Charcas, la Policía y el Ministerio Público secuestró 80 computadoras portátiles, 60 teléfonos celulares y 8 tablets de diferentes marcas. Los investigadores señalaron que estos podrán ser recuperados previa presentación de documentos o facturas que los acrediten como legales.

Las acciones causaron molestia entre los comerciantes que se dedican a recepcionar estos artículos, quienes aseguran no trabajar con objetos robados.

Compártelo en redes sociales