COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- El fin de semana el Gran Poder se apoderó de La Paz y más de 40 mil bailarines, de 74 fraternidades folklóricas, hicieron gala y colorido del rico legado cultural del país en la Fiesta Mayor de los Andes, que el pasado sábado durante su recorrido por la ciudad se vivió con la población, que duró hasta pasada la medianoche.

La diversidad de la danzas y la promesa de baile al Señor del Gran Poder fue la temática de esta entrada. El salay, una danza de los valles, apareció en esta oportunidad y se impuso entre los jóvenes en esta versión, pero como es ya una costumbre la danza pesada de la morenada, con todo su esplendor, fue la principal atracción de esta actividad sin dejar de lado a los caporales, la diablada, llamerada y la saya.

Con respecto a la seguridad, personal de la Alcaldía identificó a 50 menores de edad que permanecían junto sus padres en la entrada del Gran Poder que se encontraban en estado de ebriedad o cuyos padres se encontraban vendiendo alcohol.

“Hemos encontrado una gran cantidad de personas que se encontraban expendiendo bebidas alcohólicas en compañía de sus hijos menores de edad. También hemos encontrado a muchos niños y adolescentes, junto a sus padres que estaban bajo los efectos de los licores”, indicó  la jefa de la unidad municipal de Relacionamiento y Coordinación Institucional, Mariana Correa.

También te puede interesar: Tenga cuidado con los niños en la entrada de Gran Poder.

Compártelo en redes sociales