COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Los municipios de Quillacollo y Colcapirhua se encuentran en estado de emergencia tras fuertes lluvias que provocaron el desborde de los canales. Las familias afectadas por las inundaciones piden ayuda a las autoridades departamentales para salvar sus pertenencias, y crear una vía de escape para el agua acumulada en las calles.

Entre los barrios afectados de Cochabamba están: Duralit, Sausalito, Holanda y Morococagua, entre otros. Los antes mencionados están en riesgo porque tienen inmuebles con agua acumulada que llega hasta un metro de altura, además del sector norte de la plataforma de la avenida Blanco Galindo.

 

También te puede interesar: Destinan 90 millones de Bs. para la emergencia nacional

 

Compártelo en redes sociales