COMUNIDAD

Red Uno Bolivia. –  Ambos hermanos, quedaron confinados en el pequeño espacio de la alcantarilla y se presume que perdieron la vida rápidamente por la inhalación de gases. Fueron subcontratados por una empresa que brinda servicios a Saguapac. El Programa Que No Me Pierda, hizo el seguimiento durante el dramático rescate de los cuerpos bajo limitadas condiciones de los rescatistas.

Según cuentan testigos y familiares, aproximadamente a las 18:00 horas, se enteraron del hecho; mientras hacían refacciones en una de las cañerías de alcantarilla, uno cayó y su hermano ingresó a tratar de salvarlo, pero también quedó atrapado. Un compañero de trabajo de ellos fue quien dio la alerta. Pasaron las horas y los familiares llegaron hasta el lugar desesperados por sus seres queridos.

“Yo cuando llegue pedí que caben para sacarlo, que hagan un hueco y mire, recién están haciéndolo.”, decía su hermana mayor, aproximadamente, a las 22:30, quien aún no salía del asombro.  El cuerpo de uno de sus hermanos había sido recuperado al promediar las 20:00, en un trabajo conjunto entre los bomberos y la unidad de emergencias del municipio, quienes a combazos hicieron un orificio en el asfalto para continuar con la búsqueda del segundo cuerpo.

Carmelo, una de las víctimas, era padre soltero a consecuencia de un divorcio; deja a una hija de 6 y otro de 4 años. Su hermana mayor contó que eran una familia unida, que el oficio lo aprendieron del padre quien ya tenía una experiencia de más de 20 años realizando ese mismo tipo de trabajo de mantenimiento de alcantarillas. Lamento que no hayan contado con equipos de seguridad para realizar los trabajos y así evitar la desgracia.

“Pierdo a mis dos hermanos menores, somos cinco hermanos. Éramos bien unidos y felices; siempre estábamos juntos. Mi padre trabajaba 20 años en este trabajo y ese rubro llevaron mis hermanos, él nos enseñó. Veo que entraron sin oxígeno, sin barbijo, sin ropa de la empresa, entraron con ropa de civil”, señaló.

Ahora, la investigación de los hechos está en manos del ministerio público y la policía quienes anoche ya tomaron cartas en el asunto. El fiscal José Parra, señaló que la investigación está sujeta a ver si existió algún delito penal por culpa u omisión de la empresa que los contrató porque no contaban con los equipos mínimos de seguridad.

También te puede interesar: Vehículo se hunde por sifonamiento de alcantarilla en el cuarto anillo y Av. Paraguá

 

Compártelo en redes sociales