Corea del Norte celebró el 85 aniversario de su ejército con el que podría ser su mayor ensayo de artillería hasta la fecha, al tiempo que un submarino nuclear estadounidense llegaba a la península coreana, dos acciones que agudizan aún más la tensión en la región.

Coincidiendo con el 85 aniversario de la fundación del Ejército Popular de Corea, Pyongyang realizó un simulacro con fuego real cerca de Wonsan (costa oriental), donde disparó entre 300 y 400 piezas de artillería de largo alcance.

Semejante despliegue obligó a convocar en Seúl una reunión de emergencia del Consejo de Seguridad Nacional en la que participaron los jefes del Estado Mayor y el director nacional de seguridad y exministro de Defensa, Kim Kwan-jin, para analizar el ejercicio, según un comunicado remitido por la oficina presidencial surcoreana.

Un portavoz de Defensa surcoreano no pudo confirmar a EFE la ejecución de las mencionadas maniobras, pero subrayó que el Ejército “está atento a cualquier posible provocación de las tropas norcoreanas, incluyendo lo que suceda en la zona de Wonsan (donde se llevaron a cabo las prácticas artilleras)”.

 

 

 

Compártelo en redes sociales