Las sanciones consisten en la prohibición de las exportaciones textiles y restringen el suministro en petróleo y gas. Estados Unidos, Japón y Corea del Sur redactaron la resolución y aseguraron que están preparados para ejercer más presión si Pyongyang se negaba a poner fin a su agresivo desarrollo de armamento nuclear y misiles balísticos.

Desde Ginebra, el embajador norcoreano ante la sede de la ONU Han Tae song, “Corea del Norte condenó en los términos más enérgicos y rechazó categóricamente la última resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas“, durante su primera reacción a la Resolución 2375 aprobada la víspera.

Las severas sanciones contra Corea del Norte se imponen en respuesta a la bomba de hidrógeno probada el 3 de septiembre pasado por el régimen norcoreano, la más potente prueba nuclear realizada hasta ahora.

Compártelo en redes sociales
 
Bolivia en la ONU insiste en diálogo por la crisis de Corea del Norte
Sacha LLorenti, embajador boliviano ante la ONU, considera imprescindible que el conflicto de Corea se resuelva en una mesa de diálogo en lugar de un conflicto bélico.
LEER MÁS