COMUNIDAD

Red Uno Bolivia.- Un grupo de personas abuchearon y corretearon al gobernador de Chuquisaca, Esteban Urquizu y el alcalde de Sucre, Iván Arciénega, cuando ambos salían de la Asamblea de Cívicos; en medio de insultos fueron agredidos con botellas, piedras y otros objetos que fueron lanzados por una turba de jóvenes movilizados en la ciudad, reportó Red Uno Bolivia La Paz.

La primera autoridad de Chuquisaca tuvo que protegerse con un casco de motociclista, de los objetos lanzados, mientras que los manifestantes obligaron al cierre de varios comercios ubicados en la avenida Hernando Siles donde algunas incluso fueron saquedas.

Han transcurrido ocho días de paro, bloqueos y marchas, que se dieron una pausa para el reabastecimiento de insumos en la ciudad capital, Sucre; sin embargo las medidas de presión se retomarán de manera más radical por las regalías del campo gasífero Incahuasi a partir del próximo jueves, que incluyen la interrupción total de las actividades y el cierre de tráfico por la carretera internacional que conecta con Argentina.

Funcionarios de la gobernación desconocen el paradero de Urquizu mientras que la Iglesia Católica, el Defensor del Pueblo y Derechos Humanos piden deponer actitudes beligerantes y de confrontación. Llaman a la dirigencia y a las autoridades departamentales a la reflexión para tomar una decisión adecuada y volver a la paz y al entendimiento.

También te puede interesar: Gasificación y detenidos en Macharetí por Incahuasi.

Compártelo en redes sociales