INTERNACIONAL

Red Uno Bolivia.- Cuatro personas han muerto en el segundo día de protestas en Nicaragua, que se tornaron en enfrentamientos violentos entre civiles y presuntos grupos de choque afines al gobierno sandinista que apoyados por la Policía reprimieron a los manifestantes que rechazan las reformas del sistema de seguridad social, aplicadas por el presidente nicaragüense Daniel Ortega, que establecen un recorte del 5% a las pensiones y aumenta las contribuciones por la parte patronal y de los trabajadores.

La represión inició en horas de la tarde, cuando decenas de personas se congregaban en las cercanías de Camino de Oriente. Hasta ahí fueron trasladados los simpatizantes del Frente Sandinista de Liberación (FSNL), en camionetas modernas y portando palos, con los que golpearon a quienes exigían al Gobierno dar marcha atrás a las reformas. En medio de los disturbios, varios periodistas resultaron heridos y fueron despojados de sus equipos de trabajo tras ser emboscados por los afines al gobierno en curso.

En tanto, las principales cámaras empresariales del país rechazaron también las reformas, al considerarlas un golpe, a la de por sí raquítica economía nicaragüense. Por otro lado el Consejo Superior de la Empresa Privada (COSEP) calificó la decisión de Ortega como una “señal política sobre temas económicos que provoca desconfianza” y que envía “señales inciertas” para preservar el clima de negocios, atraer inversiones y generar empleos.

 

También te puede interesar: Maduro ordenó mano dura en las protestas por hambre en Venezuela

Compártelo en redes sociales