Roly Toledo, uno de los representantes del Proyecto Bolivia 2022, denunció que en enero ya tenían los requisitos cumplidos para inscribir a sus equipos en las categorías de Sub 7 a Sub 15; una comisión evaluadora los revisó pero hasta la fecha no les dieron ninguna respuesta. Les llama la atención que en dos oportunidades los convocó a una reunión Pablo Salomón, ex presidente de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF) haciéndoles sugerencias de qué hacer para inscribir a sus jugadores.

Los hechos de discriminación se dieron recientemente al separar a 21 jugadores, entre 13 y 15 años que estaban entrenando en la selección cruceña, y por órdenes de Pedro Barberi, quien es presidente de las divisiones inferiores ya que formaban parte del Proyecto 2022 y no estaban registrados en la ACF.

Las denuncias fueron hechas ante el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FCB) Marco Peredo, antes de su viaje a Paraguay a la reunión de Conmebol.

 

Compártelo en redes sociales
 
Marco Peredo: “Hay que barrer la corrupción del fútbol”
Reiteró sus denuncias contra varios miembros de la Asociación Nacional de Fútbol (ANF), algunos recibieron hasta 2.500 dólares por el voto para la elección de su principal dirigente. Los denunciará ante el Ministerio Público para que se investigue.
LEER MÁS