Roly Toledo, uno de los representantes del Proyecto Bolivia 2022, denunció que en enero ya tenían los requisitos cumplidos para inscribir a sus equipos en las categorías de Sub 7 a Sub 15; una comisión evaluadora los revisó pero hasta la fecha no les dieron ninguna respuesta. Les llama la atención que en dos oportunidades los convocó a una reunión Pablo Salomón, ex presidente de la Asociación Cruceña de Fútbol (ACF) haciéndoles sugerencias de qué hacer para inscribir a sus jugadores.

Los hechos de discriminación se dieron recientemente al separar a 21 jugadores, entre 13 y 15 años que estaban entrenando en la selección cruceña, y por órdenes de Pedro Barberi, quien es presidente de las divisiones inferiores ya que formaban parte del Proyecto 2022 y no estaban registrados en la ACF.

Las denuncias fueron hechas ante el presidente de la Federación Boliviana de Fútbol (FCB) Marco Peredo, antes de su viaje a Paraguay a la reunión de Conmebol.

 

Seguir leyendo
Compártelo en redes sociales