DEPORTES

Red Uno de Bolivia.- Un gol en la última acción del partido de Nacer Chadli (94′), que había salido en la segunda parte, consumó la épica remontada de Bélgica ante Japón (4-3), que llegó a tener dos goles de ventaja al inicio de la segunda parte.

En la última jugada, una demostración de contraataque conducida por Kevin De Bruyne, Eden Hazard y Thomas Meunier, autor del pase definitivo, situó a Bélgica por tercera vez en su historia en los cuartos de un Campeonato del Mundo.

El equipo de Roberto Martínez, que con este resultado se mete en cuartos final y se enfrentará ante Brasil el viernes 6 de julio en el estadio de Kazán (14:00), y que reaccionó a tiempo, frustró a Japón. El conjunto nipón difícilmente tendrá tan cerca hacer historia.

Te puede interesar: Bélgica derrotó a Inglaterra por la mínima diferencia con un soberbio golazo de Januzaj

Tras la pausa, Japón apenas tardó tres minutos en poner el encuentro a su favor con un pase filtrado de Gaku Shibasaki a Haraguchi que llegó hasta el área para batir de tiro cruzado a Courtois. Bélgica respondió con un tiro al palo de Hazard (50), solo para ver como Inui hacía el 2-0 con un disparo desde la frontal a los 52.

Romelu Lukaku, del que no habían habido noticias, estuvo cerca de marcar al rematar de cabeza un centro de Hazard a la hora de juego, justo antes de que Martínez pretendiera un golpe de timón con un doble cambio. Marouiane Fellaini y Nacer Chadli sustituyeron a la vez a Dries Mertens y Yannick Ferreira Carrasco.

Los diablos rojos pusieron cerco a la portería nipona y Vertonghen con un cabezazo afortunado que se coló por la escuadra recortó distancias a los 69. Cinco minutos después, Fellaini también de cabeza anotaba la igualdad.

El partido parecía irse a la prórroga cuando un contraataque rápido llevado por Meunier acabó con un pase al área que Lukaku dejó pasar solo para que Chadli apareciera haciendo el 3-2. 

 

Compártelo en redes sociales