DEPORTES

Red Uno de Bolivia.- Hizo la hazaña. La selección de fútbol de Croacia disputará por primera vez en su historia la final de un Mundial, después de vencer en la prórroga del partido a Inglaterra por 2-1, con un gol de Mario Mandzukic en el alargue (108′). 

La selección balcánica remontó una temprana desventaja para alcanzar la final, donde enfrentarán a Francia, que el martes superó 1-0 a Bélgica en la otra semifinal. El defensor Kieran Trippier adelantó a Inglaterra a los cinco minutos con un golazo de tiro libre que se coló en un ángulo, ante el intento fallido del portero Danijel Subasic. 

Los ingleses fueron más peligrosos ante una Croacia que se vio desordenada y por momentos desesperada, y estuvieron cerca de aumentar su ventaja a los 29 minutos cuando el delantero Harry Kane quedó frente a Subasic, quien tapó con el pie el disparo del ariete del Tottenham.

Croacia había mostrado una imagen totalmente desdibujada en la primera parte, pero en el complemento comenzó a mejorar de la mano de Luka Modrić. El empate para los croatas cayó a los 68 minutos, cuando Ivan Perisic se adelantó al defensor Kyle Walker para rematar de manera acrobática con el pie derecho un centro enviado desde el sector derecho.

El gol despertó a los croatas, que unos minutos después pudieron ponerse en ventaja con un disparo de Perisic que pegó en el poste derecho. Todo cambió tras el gol, con Croacia acertando los pases y dominando el balón frente a una Inglaterra que no hacía pie en el centro del campo.

Te puede interesar: ¡Papelón histórico! Croacia goleó y deja a Argentina al borde del abismo

A pesar de la insistencia los croatas no lograron anotar, por lo que el partido se tuvo que ir a la prórroga, la tercera seguida para el elenco balcánico tras las victorias por penales en octavos y cuartos de final.

En el alargue, cuando parecía que los croatas se encaminaban a una tercera definición por penales al hilo, Mandzukic marcó el gol del triunfo a los 109 minutos con un potente zurdazo cruzado tras ganarle la espalda a dos defensores rivales.

Inglaterra, que buscaba su primera final desde 1966, ahora tendrá que conformarse con definir el tercer puesto del torneo, el sábado ante Bélgica.

Compártelo en redes sociales