DEPORTES

Red Uno Bolivia.- La Organización Nacional de Trasplantes analiza internamente todo el procedimiento que se realizó para la donación y el trasplante de hígado al exjugador del Barça, Eric Abidal. La donación, aseguran, estaba “acorde con la legislación vigente y los protocolos clínicos habituales” en donantes vivos.

En tres llamadas, avanzadas por El Confidencial, se ponía en duda que el donante fuese el primo de Abidal, de nombre Gerard a quien se había comprado el órgano, según el jugador. El juzgado de instrucción 28 de Barcelona archivó el pasado mes de abril la causa abierta por la posible compra ilegal del hígado para Abidal.

La postura de la ONT de “tolerancia cero” frente al tráfico de órganos, ante la información sobre las escuchas policiales a Sandro Rosell en el marco de la investigación sobre blanqueo en las que se le oía hablar con un tal «Juanjo» que comentaba con el expresidente azulgrana que le «compraron un hígado ilegal» a Abidal, cuando este recayó del cáncer, para que le fuera trasplantado en 2012.

La Organización Nacional de Trasplantes, dirigida por Beatriz Domínguez, recuerda que España ha sido un país pionero en introducir en el Código Penal el tráfico de órganos como un delito castigado con penas de hasta doce años de prisión.

Abidal se encontraba en lista de espera de donante cadáver por la vía pública, y tras anunciar el FC Barcelona un trasplante de donante vivo, el entonces director de la Organización Nacional de Trasplantes (ONT), Rafael Matesanz, dijo: “La única forma de que un paciente se trasplante, sea de hígado o de riñón, en una fecha concreta es lógicamente que haya una donación de vivo. No hay otra forma de decir que alguien se va a trasplantar en unas semanas“.

Desde la ONT, habló de la necesidad de “asegurar a la población que cualquier persona, sea quién sea, no va a tener un trato discriminatorio, positivo ni negativo”.

Compártelo en redes sociales