TENDENCIAS

Red Uno Bolivia.- Al silbato inicial, con sus botas y camisas naranjas fluorescentes, los jugadores ocupan el terreno de césped artificial de Deir el-Balah, en el centro de la Franja de Gaza, apoyados en sus muletas de metal. Es el equipo de fútbol que muestra el orgullo de los palestinos amputados.

Era portero antes de mi herida”, señala Islam Amoum, de 27 años, que perdió su pierna izquierda en un ataque israelí durante la guerra de 2014. “Ahora la discapacidad ya no es un obstáculo en mis ambiciones”, añade.

Futbolistas de un equipo palestino de amputados juegan en Deir el-Balah, en la Franja de Gaza, el 9 de julio de 2018.

Islam es uno de los 15 jugadores del único equipo de fútbol de amputados de Gaza, cuyos miembros tienen una edad comprendida entre los 16 y los 40 años. Cada lunes se encuentran en el terreno para intercambiar unos pases, trabajar sus aceleraciones y sus destrezas.

Khaled al-Mahbouh, de 32 años, es el técnico voluntario que les dirige. Para formarse ha seguido vídeos en internet y ha solicitado el consejo de especialistas.

“Me gustaría tomar cursos y formarme en el extranjero porque las personas amputadas tienen necesidad de entrenamientos específicos y de muletas adaptadas”, explica, lamentando la falta de fondos.

Además del entrenamiento semanal, los jugadores repiten cada día ejercicios en una sala reservada en la asociación de discapacitados físicos de Deir el-Balah.

“Los entrenamientos son difíciles pero divertidos”, señala otro portero, Abdelmajid Abou Milak, de 25 años, que perdió su mano tras ser alcanzado por un obús israelí.

“Ahora pienso que soy capaz de rivalizar con los otros porteros”, añade en tono de broma.

“Equipo de héroes”

El grupo se ha ganado el sobrenombre de ‘equipo de héroes’. Un orgullo para Fouad Abou Ghalioun, de 62 años, en el origen del proyecto.

“Tuve la idea de formar este equipo viendo un partido de fútbol, Turquía-Gran Bretaña, de jugadores amputados, al final del año pasado”, recuerda.

“Entonces pensé que podía realizar el sueño de centenares de amputados en Gaza, que perdieron un miembro a causa de la ocupación (israelí) o en un accidente”, añade. Su próxima meta es crear un campeonato local y que, un día, sea reconocido por la FIFA.

“La mayoría de los jugadores son heridos de guerra”, señala Fouad Abou Ghalioun, que espera que otros amputados se unan al equipo, especialmente los heridos en los enfrentamientos y las manifestaciones que han tenido lugar en los últimos meses en la frontera del enclave dirigido por el movimiento islamista Hamas.

Fuente: Diario Chile

Compártelo en redes sociales