En agosto del año 2013 el gobierno nacional colocó por segunda vez en el mercado de valores de Nueva York bonos soberanos por 500 millones de dólares ($us) a un plazo de 10 años con un rendimiento del 6,25% anual.

La primera vez que el país acudía a los mercados de capitales fue en octubre del 2012. En esa oportunidad se realizó la primera emisión de bonos por 500 millones de dólares a 10 años con un interés anual del 4,875%. Según el Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, ese año la demanda de los 267 inversionistas que se presentaron ascendió a 4.217 millones de dólares.

En marzo del 2017 Bolivia nuevamente busca dinero fresco en los grandes mercados de capitales realizando su tercera colocación de bonos soberanos elevando la apuesta en emisión de deuda a 1.000 millones de dólares americanos.

Según el presidente Evo Morales, 177 inversionistas se presentaron a la oferta de bonos del país generando una demanda de 3.000 millones de dólares. El primer mandatario interpretó la demanda de los inversionistas como una muestra de confianza a la economía nacional, al tiempo que destacó que los recursos captados con esta operación serán destinados para cuestiones presupuestarias generales.

El servicio de noticias financieras de la agencia Reuters (IFR) reporta que la colocación de  los bonos bolivianos se realizó mediante los bancos Merrill Lynch y JP Morgan.

 

Compártelo en redes sociales