La madrugada de este jueves el juez Hugo Huacani, del juzgado 11vo de Instrucción en lo penal de la ciudad de La Paz, determinó detención domiciliaria para Guillermo Achá, el ex titular de Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (Ypfb) por el “Caso Taladros” luego de una audiencia que se prolongó por 8 horas.

La orden del juez es que Achá debe alejarse de las instalaciones de Ypfb, presentar dos garantes, además de una fianza de Bs. 15.000 por cada uno de ellos.

Por su parte, el ex titular de la estatal petrolera consideró injusta la determinación asegurando que no existe ninguna irregularidad y que él no participó en la firma de los contratos de adquisición de los 3 equipos de perforación.

Durante la audiencia el Ministerio Público investigó al expresidente de YPFB,  y pedía su detención en la cárcel por los delitos de incumplimiento de deberes, uso indebido de influencias y conducta antieconómica pero el juez Hugo Huacani, del Juzgado 11vo de Instrucción en lo penal, ordenó su detención domiciliaria.

Tras conocer la decisión de judicial la Fiscalía adelantó que apelará a la determinación para nuevamente pedir la detención en la cárcel del investigado.

Horas antes de instalarse la audiencia Héctor Castellón, abogado defensor de Achá dijo en entrevista: “Esta disposición no tiene fundamento legal es huérfano de un análisis que debería realizar el Ministerio Público y ni siquiera un hecho objetivo que pueda sustentar esta resolución que consideramos absurda”. Por lo que apelaremos a la disposición del Ministerio Público por considerar una violación de derechos.

Guillermo Achá, fue implicado en el caso por declaraciones de exfuncionarios que actualmente guardan detención preventiva por el mismo caso, asegurando que el expresidente de YPFB otorgó un aval a la gerente legal de YPFB, Carmen Tellería, para que participe de la contratación de la empresa italiana Drillmec.

Compártelo en redes sociales