ECONOMÍA 

Red Uno Bolivia.- El Estado boliviano perdió un millonario juicio internacional con la empresa chilena Quiborax por la reversión, en el gobierno de Carlos Mesa, de un concesión en el salar de Uyuni, por lo que deberá pagar $us 48.6 millones a la transnacional mapochina.

El Comité ad hoc del Centro Internacional de Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) desestimó “en su totalidad” la demanda boliviana de anulación de un inicial laudo que favoreció a la firma chilena que demandó al Estado por la reversión de una concesión en Uyuni-Potosí.

El ministro de Economía, Mario Guillén, al ser consultado sobre el tema dijo que el arbitraje tuvo un tinte político por detrás, donde Bolivia siempre estuvo en desacuerdo con este proceso y que ahora verán la forma de cumplir el fallo a favor de la empresa chilena.

También te puede interesar: 9 detenidos en Chile se someterán a “juicio abreviado”. 

En el MAS no se refieren a la millonaria pérdida ($us. 46,6 millones) que Bolivia deberá pagar por la concesión. Por su parte los opositores como Samuel Doria Medina, señala que el Gobierno engañó al país al decir que el proceso estaba ganado.

Mientras que el diputado Gonzalo Barrientos (UD), afirmó que este caso es una prueba de que el proceso de nacionalización anunciado resultó ser una mentira,  ya que sólo se hizo reconversión de los contratos.

Compártelo en redes sociales