Una semana después que Estados Unidos ordenó el ataque a la base militar de Siria y de una tensión diplomática llena de advertencias con Corea del Norte, hoy lanzó sobre Afganistán una poderosa bomba no nuclear.

La bomba, una GBU-43, fue lanzada por Estados Unidos sobre Afganistán, específicamente a una red de túneles del ISIS-K. El proyectil de 10 toneladas de peso es apodada la Madre de Todas las Bombas, por sus siglas en inglés MOAB. Esta información fue confirmada por el Pentágono a la cadena televisiva CNN.

En este tuit se muestra la utilización de esta bomba no nuclear en el 2003.

Por otro lado, el departamento de Defensa de EEUU divulgó una fotografía sobre su arma. “El ataque fue diseñado para minimizar el riesgo de las fuerzas americanas y afganas que llevan a cabo operaciones de limpieza en la zona mientras maximiza la destrucción de las instalaciones y combatientes del ISIS”, señaló el Pentágono.

 

Compártelo en redes sociales