Los dos aliados realizaron múltiples lanzamientos de misiles en dirección al Mar de Japón (llamado “Mar del Este” en las dos Coreas), entre ellos el modelo balístico surcoreano Hyunmoo-21 y el táctico estadounidense ATACMS, según dijo un portavoz del Ministerio de Defensa de Seúl a la agencia local Yonhap.

Los ensayos se llevaron a cabo por orden del presidente surcoreano, Moon Jae-in, quien acordó esta respuesta a la última provocación de Corea del Norte con su homólogo estadounidense, Donald Trump, informó la oficina presidencial de Seúl.

Según expertos estadounidenses el proyectil podría alcanzar Alaska o incluso más adentro del territorio norteamericano, sin embargo, la aseveración de Corea del Norte es que el misil es capaz de llegar a cualquier parte del mundo.

Por otro lado, el presidente norcoreano, Kim Jong señaló que el misil Hwasong-14, fue un regalo a los “bastardos estadounidenses” por el Día de la Independencia norteamericana.

EEUU solicitó una reunión de emergencia a puerta cerrada del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas, para el miércoles. El secretario general del Organismo Mundial, Antonio Guterres, condenó las acciones de Corea del Norte.

Fuente: AFP

Compártelo en redes sociales