INTERNACIONALES

Red Uno Bolivia.- El Vaticano vive una semana santa blindada por la alerta terrorista, ya que según el ministro del Interior, Marco Minniti, en los últimos meses ha resurgido con fuerza la propaganda yihadista en internet situando a Roma como objetivo del extremismo islámico.

Se calcula que cerca de cincuenta combatientes de Siria e Irak habrían retornado a Italia, lo que ha generado un despliegue de un gran dispositivo especial de seguridad durante las fiestas de pascua.

En torno al Vaticano y el centro de la ciudad se ha creado una zona de seguridad en la que está prohibido el acceso a vehículos pesados. En varios puntos se controlarán con detectores de metales los accesos de peregrinos y turistas a zonas sensibles como el Coliseo donde tendrá lugar el viacrucis con la participación del Papa.

El dispositivo de seguridad lo completan diez mil agentes, que patrullan las calles de alrededor del Vaticano y más de 100 agentes adicionales para el control de estaciones y aeropuertos en la semana mayor.

A lo largo de estos últimos días se han producido varias detenciones, entre ellas, las de cinco personas relacionadas con el autor del atentado contra un mercado navideño en Berlín en diciembre de 2016. El último arresto, este mismo viernes, ha sido el de un jóven marroquí de 19 años acusado de difundir propaganda yihadista en Internet.

También le puede interesar: Ataques y muertos por terrorismo disminuyen con un récord histórico

Compártelo en redes sociales