Dos víctimas hacen la denuncia por el delito de estafa agravada luego que una mujer, de quien se desconoce su verdadera identidad, los estafó: a la primera víctima le sonsacó $us 40 mil por un falso anticrético, y a la segunda víctima la engañó llevándose los muebles de la casa que alquilaba.

Grande fue la sorpresa del anticresista que cuando llegó con sus pertenencias a ocupar su nueva vivienda, se encontró con la sorpresa que tenía otra dueña, la misma que también fue víctima de robo del alquiler y sus muebles.

Ambas personas afectadas sentaron la denuncia en la Fuerza Especial de la Lucha Contra el Crimen (Felcc) donde espera que la policía dé con el paradero de la presunta estafadora.

Compártelo en redes sociales