POLÍTICA.

Red Uno Bolivia. – Fue prácticamente una jornada violenta marcada por los enfrentamientos entre estudiantes de medicina de la UMSA quienes apoyan a los médicos, por lo que realizaban una marcha conjunta. Los disturbios se produjeron en las afueras del edificio donde funciona el ministerio de salud, donde la policía reprimió fuertemente a los manifestantes. Producto de ello, al menos seis personas resultaron heridas, dos personas fueron arrestadas y una fue aprehendida por portar explosivos.

“El conflicto con, los médicos va a pasar a la historia como los conflictos registrados de mayor sensibilidad, un conflicto paradigmático”, manifestó el ministro de Gobierno Carlos Romero; quien además lamentó la actitud de los estudiantes. Para la autoridad, los galenos deberían deponer las protestas y suspender el paro, solo en ese caso se reinstalaría el diálogo.

“El tema de la fiscalización, la ministra dijo que quiere elaborar un sistema de fiscalización de manera conjunta con ellos. Que está dispuesta a dejar de lado la aplicación del decreto de fiscalización. Entonces ojalá que esta Nochebuena que se está cercando, que es la que integra a todas las familias; sirva también para integrar a la familia boliviana. Que el sistema de salud se ponga de acuerdo con la ministra y retornen a la mesa del diálogo, resuelvan este tema de la fiscalización y abandonen esta movilización callejera”, argumentó Romero.

También te puede interesar: Médicos cubanos atendieron a más de mil pacientes

 

Compártelo en redes sociales