NACIONAL 

Red uno Bolivia.- El presidente Evo Morales junto al vicepresidente Álvaro García Linera, inspeccionaron la jornada de este martes la Casa Grande del Pueblo, el cual será el sustituto del Palacio de Gobierno, donde se prevé que su entrega sea a fin de mes.

Esta es la segunda vez que se hace este reconocimiento donde solamente los medios de prensa estatales accedieron a los ambientes superiores, mientras que el resto solo llegó al hall del nuevo palacete.

También te puede interesar: Población descalifica inversión en el nuevo palacio de Gobierno de 28 pisos.

 

La diputada de UD, Fernanda San Martín, observó el gasto en la obra y calificó la misma de ‘faraónica‘ debido a los lujos que lleva consigo. Afirmó que los recursos destinados a la ejecución del imponente edificio servirían de mejor manera si se destinarán a la construcción de hospitales y centros de salud.

“La cobertura en el acceso a la salud y a la educación no es el óptimo, cualquier otro tipo de gasto es innecesario. Yo creo que hacer obras faraónicas como la del Palacio de Gobierno es absolutamente innecesario, es un despilfarro del dinero de los bolivianos”, criticó.

Por su parte, el diputado del MAS Édgar Montaño, argumentó que más se gastaba en el pago de alquileres y que esta obra, que quedará para el Estado, pertenece a todos los ciudadanos.

La Casa Grande del Pueblo cuenta con 29 plantas y un helipuerto, que tuvo una inversión con un presupuesto de 240,3 millones de bolivianos, según el último informe emitido por el Fondo Nacional de Desarrollo Regional, que supervisa la realización  de la obra.

 

Compártelo en redes sociales