POLICIAL

Red Uno Bolivia.- Este miércoles en el nuevo módulo policial del Plan 3.000, declararon seis estudiantes de la promoción del colegio Cervantino por las agresiones graves que sufrió su compañero de 17 años cuando le hicieron un “juego” llamado Klive.

La madre del joven explicó que la víctima se está recuperando lentamente y aunque concluyó su hospitalización, aún no puede caminar. “Ellos son culpables de lo que han hecho y deben asumir su responsabilidad”, declaró a Red Uno Bolivia.

Por otra parte, el director departamental de Educación, Salomón Morales, indicó que se ha tomado la decisión de expulsar a los cuatro estudiantes implicados en la agresión a su compañero que lo dejó con graves secuelas.

Morales informó que la suspensión de la maestra a cargo del curso de Química, por tener responsabilidad en el hecho. Además, se refirió a un profesor del colegio Felix Bascopé quien está siendo investigado por presuntamente haber golpeado a uno de sus alumnos y que este caso ya está siendo investigado.

También le puede interesar: Madre pide justicia por agresión de cinco jóvenes contra un estudiante del Cervatino

Compártelo en redes sociales