Luego de varias horas de declaraciones de los padres de las niñas encontradas ahorcadas en Saipina el pasado 2 y 8 de junio. La fiscalía tomó la determinación de dejarlos en libertad.

Asimismo, Rosangela Fernández, fiscal del caso, informó que se realizará la necropsia de ambas víctimas, se citarán a  declarar a más personas del entorno familiar, amistades de las menores y los padres serán citados nuevamente cuando el Ministerio Público así lo requiera.

En tanto, Ernando Cerres, alcalde de Saipina ha ordenado a los colegios que no den tareas por internet ni ningún tipo de investigaciones que requiera usar este medio. Así también secuestró todos los teléfonos celulares de los estudiantes mientras continúen las investigaciones, debido a que existen las posibles sospechas deque estas muertes hubieran sido inducidas por el internet, aunque el ministerio publico haya descartado esta hipótesis.

En la investigación, por el momento, solo existe una de las cartas póstumas que dejaron las adolescentes antes de morir que indica que una de las menores se habría quitado la vida por problemas familiares. La otra carta de la menor de 11 años fue quemada por sus padres, por creencia religiosa.

 

 

Compártelo en redes sociales